P.PRINCIPAL.  1-P.PRINCIPAL.  EL PUEBLO EN 1960  COMPARATIVA (PLAZA) QUIEN SOMOS IMAGENES MUSICA (VIDEO) VIDEOS DE TORRECUADRADA LA CUEVA DE LA RAPOSA EL MOLINO MOLINO 2 MOLINO-3 CURISIDADES BUJALARO CONTACTOS VIDEOS VIDEOS DE TORRE... CASAS NUEVAS. LOS VIMOS PASAR HISTORIA DEL PUEBLO HISTORIA .1 HISTORIA .2 HISTORIA .3 HISTORIA .4 HISTORIA .5 HISTORIA .8 HISTORIA 2 Antigua H-3 LAS CUEVAS ALBUM DE 96 FOTOS APODOS  NUESTRAS GENTES 1 NUESTRAS GENTES 2 NUESTRAS GENTES 3 NUESTRAS GENTES 4 NUESTRAS GENTES 5 NUESTRAS GENTES 6 NUESTRAS GENTES 7 NUESTRAS GENTES 8 NUESTRAS GENTES 9 1980 RONDAS 1980 RONDAS 2 NOTICIAS FRESCAS 2010 NOTICIAS R1 RENALES P. PRINCIPAL QUIEN SOMOS Q NOTICIS DE LOS AÑOS 50 LIBRO DE RICARDO L. BARBAS En blanco 2 

HISTORIA .1

NUESTRO PUEBLO NOS CUENTA:

No le viene mal en nombre que lleva nuestro pueblo de Alto Tajuña que bien atrae nuestra atención. Es uno de los municipios de aquella comarca que en su día se anexionaron al ayuntamiento de Torremocha del Campo. Un valle inmenso dividido en porciones con nombres diferentes por lo que lo reconoce la gente, se abre hacia el saliente desde el alto mirador de la iglesia del pueblo: Los Huertos, los Prados, los Perales, las Paderejas, las Cruces, Cuestaredondos, son algunos de los parajes menores que componen la vega. Tierra llana y fértil la de la vega, en la que los cuatro hombres y mujeres que aquí viven de continuo, se entretienen en cultivar sus huertos a lo largo de cada primavera y de cada verano. El resto son campos áridos, tierras frías para el cultivo del cereal y expuestas a los caprichos de la climatología.

Desde el ábside de la pequeña iglesia románica se deja ver el pueblo en primer plano. Las casas, a partir de la plaza que se abre en la zona baja, se van escalonando según la altura, dibujando la forma caprichosa de una colina donde antiguos dieron en construir el pueblo. A las buenas gentes del lugar les gusta hablar de sus fiestas, de sus costumbres ya idas, de su pasado, de lo que el pueblo y sus alrededores fueron otros tiempos y ahora no son. En Torrecuadrada de los Valles rezan a San Antonio de Padua y a la Virgen de las Cuevas, se endulzan con la miel excelente de estas tierras, la última Alcarria ya de cara a la sierra, prefieren gozar de la naturaleza saliendo el buen tiempo hasta los altos de La Gallina, desde donde queda a la vista los valles de El Tajuña, y el remanso del pantano de la Tagera. El moderno viaducto sobre treinta metros por encima del cauce, y las ruinas de la ermita de la Virgen de las Cuevas a la caída, no lejos de donde en tiempos que ya pocos recuerdan, existió un caserío que se llamó Casas del Picaño.

A dos o tres kilómetros del pueblo, se levantó un pequeño santuario, aprovechando las piedras nobles de la ermita que se hundió su tejado, a la vera del río. Allí se ha colocado una pequeña imagen rodeada de ofrendas, unas barbacoas y unas mesas de piedra para merendar a las sombras de los robles, mas la visión ya dicha como regalo. A mediados de Mayo en pueblo organiza una romería, una fiesta colectiva al dicho lugar donde se puede asegurar que el día se pasa la mar de bien. En el paraje se encuentra gran variedad de arbustos como romero, sabina, enebro, tomillo, espliego y monte chaparral a un lado y otro del viaducto, más conocido como Piedra el Cuchillo.Verdaderamente se trata de un rincón por descubrir para mucha de nuestras gentes. La historia como más tarde se detalla. Fue idea del Común de Medinaceli tras la reconquiste de lo comarca por los cristianos. Perteneció desde el siglo XV a la familia de los La Cerda, Condes de Medinaceli, quienes la reconstruyeron y cuidaron siempre la fortaleza del lugar. El Último cuarto de dicha centuria, se fue a vivir a ella, apartándose del mundo, el que fue cuarto conde de Medinaceli, don Juan de la Cerda, quien allí vivió junto a una lugareña, y allí puso “su casa, palacio y fortaleza”. A su muerte, pasó a su sobrino don Luis de la Cerda, primer duque de Medinaceli por nombramiento de los Reyes Católicos, y éste decidió vendérselo, en los años 1490, al tercer conde de Cifuentes, en cuya familia (los Silva), luego integrada en la casa ducal de Pastrana, permaneció hasta el siglo XIX.

El Patrimonio de hoy. Hoy puede admirarse en el pueblo su iglesia parroquial, bello ejemplar de arquitectura románica rural, bien conservada. Muestra sobre el muro de poniente una esbelta espadaña de remate triangular con dos vanos para las campanas. Los muros laterales del templo, de sillarejo, rematan el alero sostenido por modillones de piedra de gran relieve. El ábside es semicircular, rematado también con alero de piedra y modillones, apareciendo una ventana central aspillerada ya tapada. La portada principal se abre al medio día, bajo atrio porticado, y consta de un vano de arco semicircular, con baquetones y gran cenefa de ajedrezado al exterior. También puede contemplarse los restos, ya mínimos, de la torre medieval que perteneció a los condes y duques de Medinaceli.

Siguiente

1









Para poder visualizar todos los contenidos debes tener instalada la versiĆ³n actual de Adobe Flash Player.