P.PRINCIPAL.  1-P.PRINCIPAL.  EL PUEBLO EN 1960  COMPARATIVA (PLAZA) QUIEN SOMOS IMAGENES MUSICA (VIDEO) VIDEOS DE TORRECUADRADA LA CUEVA DE LA RAPOSA EL MOLINO MOLINO 2 MOLINO-3 CURISIDADES BUJALARO CONTACTOS VIDEOS VIDEOS DE TORRE... CASAS NUEVAS. LOS VIMOS PASAR HISTORIA DEL PUEBLO HISTORIA .1 HISTORIA .2 HISTORIA .3 HISTORIA .4 HISTORIA .5 HISTORIA .8 HISTORIA 2 Antigua H-3 LAS CUEVAS ALBUM DE 96 FOTOS APODOS  NUESTRAS GENTES 1 NUESTRAS GENTES 2 NUESTRAS GENTES 3 NUESTRAS GENTES 4 NUESTRAS GENTES 5 NUESTRAS GENTES 6 NUESTRAS GENTES 7 NUESTRAS GENTES 8 NUESTRAS GENTES 9 1980 RONDAS 1980 RONDAS 2 NOTICIAS FRESCAS 2010 NOTICIAS R1 RENALES P. PRINCIPAL QUIEN SOMOS Q NOTICIS DE LOS AÑOS 50 LIBRO DE RICARDO L. BARBAS En blanco 2 

HISTORIA .2

NUESTRO PUEBLO NOS CUENTA:

HISTORIAL DE TORRECUADRADA DE LOS VALLES (Escrita en Febrero del 2011)En 1512 el Conde de Medinaceli establece un señorío para su sobrina, Juana de la Cerda, que incluiría los lugares de Torrecuadrada de los Valles, Alaminos y Renales. El lugar elegido por Doña Juana para residencia Torrecuadrada, y en la población puede aún contemplarse la fachada en ruinas del palacio que mandó construir, de estilo tardorenacentista. De la Cerda otorgó además a los tres lugares de su señorío el título de villas. Esto suponía la capacidad de estas poblaciones para ejercer su propia justicia, a través de la figura de un juez elegido entre sus habitantes, y les permitía erigir una picota, columna ubicada a la salida o entrada del pueblo, bien visible, donde se colocaba a los condenados, para exponerlos a la vergüenza pública, como parte de su castigo. En Torrecuadrada fue colocada en el lugar que hoy conocemos como “Peñas de la orca”.Torrecuadrada sería durante la misma época lugar de exilio de uno de los descendientes del Conde de Medinaceli, el cual, enamorado de una mujer de allí, se casó con ella, con la oposición familiar, por no ser ella una noble. Los hijos de este matrimonio fueron declarados, además, ilegítimos, salvo el primogénito, que fue el primer Duque de Medinaceli, en cuanto no podían acceder a las herencias familiares del padre, ni reclamar ninguno de sus títulos.La población seguiría hasta el siglo XIX bajo la órbita del Duque del Infantado, siendo especialmente apreciado como cazadero, especialmente el bosque próximo al paraje denominado El Picaño. Hoy puede contemplarse todavía, desde la carretera que sale de Cifuentes, parte del muro que encerraba el territorio de caza del Duque. Asimismo encontramos en el lugar denominado Alto de la Tajera las ruinas de una antigua venta, que nos habla de la importancia que tuvo esta ruta para los arrieros que venían desde Cifuentes a vender su mercancía en las serranías, y para los serranos que bajaban a vender sus ovejas a la ciudad condal.El apelativo «De los Valles» le fue dado en el siglo XIX, cuando se creó la actual provincia de Guadalajara, a fin de distinguirla dentro de la misma provincia de otras poblaciones también denominadas Torrecuadrada, como Torrecuadrada de Molina. En el año 1969, fue convertida en barrio dependiente del Ayuntamiento de Torremocha del Campo, siendo suprimido su juez de paz, institución heredada del juez de villa concedido por De la Cerda en 1512.

La evolución demográfica de Torrecuadrada de los Valles, según fuentes Del Instituto Nacional de Estadística de España, nos da los datos a partir del año 1842.En 1842, nos da una población de derecho 36 hogares y 92 personas.1857, 51 hogares y 201 personas.1860. 54 hogares y 202 habitantes.1877. 60 hogares y 335 habitantes.1887. 60 hogares y 248 habitantes.1897. 74 hogares y 284 habitantes.1900. 79 hogares y 316 habitantes.1910. 79 hogares y 316 habitantes.1920. 78 hogares y 281 habitantes.1930. 80 hogares y 353 habitantes. Esta es la fecha en que el pueblo alcanza su máxima población. La guerra civil hará descender en la siguiente década.1940. 65 hogares y 287 habitantes.1950. 93 hogares y 324 habitantes. Máximo nivel de hogares de toda su historia conocida.1960. 79 hogares y 317 habitantes. A partir de estas fechas es cuando empieza le emigración de sus gentes, quedando ya en el año 2000, una población de 57 y ya en el 2009 bajaría a 33.

La historia contada por Leoncio López, es bastante distinta a la que podemos encontrar en internet. En su casa se encontraron documentos que datan de los años 1805, los documentos más antiguos que seguramente el abuelo conoce; es un documento que está pasado por el registro y que fue pasando de padres a hijos, generación tras generación y que se encuentra en un estado aceptable. Mis datos apuntan sobre un testamento que mencionaré en otra ocasión, de la familia Barbas de Torrecuadrada de los Valles del cual dependemos la mayoría de los Barbas.

ha conocido, Rosa Portillo Rodrigo, también Raimunda y Eufrasio (estos dos últimos ya fallecidos).El testamento está fechado en 1805 y firmado por José Barbas, que falleció en este año. Parece ser que nació sobre el 1737. Este personaje se casó con María Rodrigo (que está enterrada en la iglesia, según cuenta el testamento). Tuvieron tres hijos y dos hijas . Una de ellas llamada Ángela Barbas Rodrigo se casó con un tal Francisco Portillo, que es el Tatarabuelo de Rosa Portillo Rodrigo (la que todavía vive, la más mayor del pueblo y cuenta con 99 años). Del hijo llamado Pascual Barbas Rodrigo, descienden los “Barbas” y de la hija Ángela, casada con

Francisco Portillo descienden los “Portillo”. Por parte de su mujer María Rodrigo también descienden los “Rodrigo” y esta rama circuló en otro sentido y seis generaciones más tarde se unió con los Portillo, al casarse Nicolás Portillo con Justa Rodrigo y del matrimonio nacieron dos hijas y un hijo. Una de ellas es la abuela más mayor que el pueblo ha conocido, Rosa Portillo Rodrigo, también Raimunda y Eufrasio (estos dos últimos ya fallecidos)

lEONCIO lÖPEZ

ROSA PORTILLO

El Abuelo Leoncio López contaba que antiguamente todas las tierras eran de un conde que se casó con una del pueblo y que la mayoría de las tierras que hoy conocemos erran

eran “yermos”. A medida que el pueblo empezara a crecer los condes permitirían a sus gentes que roturaran tierras. Las familias iban creciendo y cada vez se le quitaban más pastos al monte ya que antiguamente la gente vivía más del ganado. De las tierras primitivas que eran del conde se le debía pagar una renta, que permanecería hasta cerca del 1940. Aquellas tierras no se podían partir entre herederos hasta la muerte del último Duque de Medinaceli, que fue cuando quedaron en propiedad de los arrendatarios. Leoncio recordaba que cada año había que ir a Sigüenza a pagar una media de trigo, como lo hacía su padre Eusebio, pero al final las tierras comenzaron a dividirse y a algunos les correspondía pagar un simple cuartillo o medio.

2

Siguente.

Retrocede.









Para poder visualizar todos los contenidos debes tener instalada la versiĆ³n actual de Adobe Flash Player.