P.PRINCIPAL.  1-P.PRINCIPAL.  EL PUEBLO EN 1960  COMPARATIVA (PLAZA) QUIEN SOMOS IMAGENES MUSICA (VIDEO) VIDEOS DE TORRECUADRADA LA CUEVA DE LA RAPOSA EL MOLINO MOLINO 2 MOLINO-3 CURISIDADES BUJALARO CONTACTOS VIDEOS VIDEOS DE TORRE... CASAS NUEVAS. LOS VIMOS PASAR HISTORIA DEL PUEBLO HISTORIA .1 HISTORIA .2 HISTORIA .3 HISTORIA .4 HISTORIA .5 HISTORIA .8 HISTORIA 2 Antigua H-3 LAS CUEVAS ALBUM DE 96 FOTOS APODOS  NUESTRAS GENTES 1 NUESTRAS GENTES 2 NUESTRAS GENTES 3 NUESTRAS GENTES 4 NUESTRAS GENTES 5 NUESTRAS GENTES 6 NUESTRAS GENTES 7 NUESTRAS GENTES 8 NUESTRAS GENTES 9 1980 RONDAS 1980 RONDAS 2 NOTICIAS FRESCAS 2010 NOTICIAS R1 RENALES P. PRINCIPAL QUIEN SOMOS Q NOTICIS DE LOS AÑOS 50 LIBRO DE RICARDO L. BARBAS En blanco 2 

HISTORIA .3

NUESTRO PUEBLO NOS CUENTA:

3

El abuelo Leoncio, que nació el 12 de Septiembre de 1911, contaba que fue cuando más empezó a crecer la población, pues no había familia que tuviera menos de cinco o seis hijos. El padre de Leoncio tenía siete hermanos y su madre los mismos. No se podía hacer otra cosa que seguir roturando tierras en el monte. El problema fue cuando los ganaderos se rebelaron produciéndose diversas disputas en el momento en que se comenzó a roturar “La Galiana”, principal paso de ganado, ya que los negocios se hacían en las ferias.Sobre 1915 vino una epidemia que fue llamada “cólera” ( o también denominada “tifus”), que duró unos años y que él apenas recordaba. En esa fecha murió mucha gente y en todos los pueblos hubo que hacer cementerios nuevos. La abuela Rosa tenía cinco años cuando murió su madre de este brote y en el momento en que enterraban a ésta, murió otra hermana de su madre, por lo que ella quedó sin madre y con su hermano Eufrasio de 40 días. Sobre 1920 aproximadamente el padre de Leoncio ajustó a éste de cabrero en El Picaño. Allí Leoncio conoció al señor Bautista que era el dueño de toda la zona de El Picaño. Años después aprovecharía esta amistad para intercambiar tierras ya que Bautista quería que desde el río para allá fuera todo suyo.

En 1930 fue cuando el pueblo alcanzó su máxima población. El pueblo parecía una capital, tanto que no había ningún local suficientemente grande para hacer el baile los domingos y había de hacerse en la calle. Se juntaban más de sesenta mozos y otras tantas mozas, sin contar los que venían de fuera a buscar novia. Leoncio, que estaba de criado en Laranueva con el tío Pacán, venía algunos domingos al baile. Los hermanos de Leoncio seguían roturando tierras pero se les adelantó su tío Linos, ya que éste empezó a roturar “La caña marojo” y consiguió una gran parcela. Comenzaron los rumores de que en Madrid la gente estaba en paro y que se comían los unos a los otros. Un amigo de Leoncio, llamado Plácido Recuero, había estado en Madrid y decía que la gente entraba en grupo a las tiendas, llevándose todo sin pagar. Ésto estaba aumentando y no había forma de frenarlo. La gente se mataba entre ellos ya que el gobierno había repartido fusiles y otras armas a los sindicatos. Decía Plácido: “No sabéis lo bien que se está en los pueblos”.

LA GUERRA CIVIL.

Al pueblo no llegaban periódicos aunque no hacían falta porque la gente de avanzada edad no sabía leer. Eso sí, “El Chaparro”, que era el hombre más listo del pueblo, escribía y leía mejor que el secretario. Solamente sabían leer los chicos que empezaron a ir al colegio. En general, lo padres decían que leer era una tontería, y que para eso estaba el secretario y el cura.

Mientras Leoncio estaba segando comenzó a oír tiros. Pensó que serían las cacerías de “El Picaño”. Ese día al tío Epifanio le tocó guardar las cabras. Las tenía por las cuestas de la vega. Acto seguido se le presentó la caballería disparando a diestro y siniestro. Cuando el tío Epifanio les pidió que no dispararan porque le espantaban el ganado, fue cuando la caballería le preguntó si no sabía que el país estaba en guerra. Le preguntaron a el tío Epifanio donde había votado a lo que respondió que ese día había estado con el ganado y no había podido votar. La caballería insistió y la siguiente pregunta fue: “Pero es de derechas o de izquierdas?”, a lo que el tío Epifanio respondió: “En el pueblo hay alguno zurdo , pero yo me apaño mejor con la mano derecha; aunque para jugar a la pelota también me apaño con la zurda”.La caballería dijo: “Es usted tonto! Le voy a pegar un tiro a ver si aprende!”.

Y continuaron: “Nos vamos a llevar las cabras, que nuestras tropas del gobierno tienen que comer. Dé gracias que no lo matamos!”.El tió Epifanio les informó: “Las cabras no son mías, son del pueblo”.La caballería le respondió: “Tanto da. ¿Sabe usted si hay soldados en el pueblo?”, a lo que el tío Epifanio respondió que esa noche no había visto a nadie.Cuando el tío Epifanio llegó al pueblo y contó lo ocurrido, aún hubo alguno que quería ir a recuperar sus cabras. Fue entonces cuando el Modesto, que era alcalde, reunió a unos cuantos del pueblo y decidieron finalmente callar.Aquella noche ya no durmió nadie pues unas 40 personas, casados y solteros, estaban en edad de ir a la guerra. Sabían que un día u otro los llamarían a filas.La guerra había empezado.

Leoncio cuenta que David Barbas tiene escritas las memorias de la guerra vivida en el pueblo durante sus tres años de duración. Leoncio recibió una carta de David Barbas comunicándole todo lo que sabía, y decía que estaba escribiendo estas memorias al tiempo que mandaba unas páginas sueltas para que viera como se desarrollaba el tema. Entre otras cosas la carta de David decía (texto original):

MEMORIAS DE DAVID BARBAS.

DAVID BARBAS.

“Leoncio, estoy escribiendo lo que pasó en el pueblo durante los tres años que duró la guerra. Yo, que era un chaval de 14 años, se me pudo pasar alguna cosa; si alguien sabe algo le dices que me escriba”. Al mismo tiempo le mandó estas tres páginas( página 1, 5 y 6): Comentario de la realidad vivida por DAVID BARBAS PORTILLO, que contaba 14 años de edad, durante la guerra de España, que lo fue en los meses de Septiembre, Octubre, Noviembre y Diciembre del año 1936, todo el año 1937 y todo el año 1938 y el mes de Enero, Febrero y Marzo de 1939, en su pueblo Natal de TORRECUADRADA DE LOS VALLES (Guadalajara), con las fuerzas de FRANCO:

LA AVIACIÓN POR ENCIMA DEL PUEBLO NOS BOMBARDEA.

AL FONDO , CANRREDONDO

P - 1

“Lo primero que he de hacer constar es, que al ser los vecinos del pueblo gente labradora que vivían de sus propias tierras y ganado, y quedar casi todas las parcelas entre las dos líneas de fuego ó dominadas por ambos bandos, el de Franco y el de los Republicanos, hubo necesidad de suspender el cultivo y minorar los rebaños de ganado, con lo que los recursos económicos de las familias se debilitaron enormemente para poder subsistir.

Siguiente.

Retrocede.

Siguiente.









Para poder visualizar todos los contenidos debes tener instalada la versiĆ³n actual de Adobe Flash Player.